Conoce tu apoyo en USA

Las coordinadoras locales de Cultural Care Au Pair son el contacto directo de familias y au pairs. Su trabajo es su pasión y lo que buscan es lograr  que el programa sea la mejor experiencia para todos.
Revisa lo que ellas nos cuentan.

Karen, LCC en Illinois

En el 2007 Karen organizó la primera búsqueda del tesoro de Cultural Care Au Pair en el centro de Chicago. Este es ahora un evento anual para más de 200 au pairs y 20 LCCs en Chicago.

Por más de ocho años he trabajado con alrededor de 100 au pairs  de latinoamérica, Europa, Australia y Sudáfrica, muchas con las cuales sigo en contacto por email y Facebook. Mi trabajo como LCC ha abierto mi punto de vista del mundo más allá de lo que pude haber imaginado.

Haber vivido en mi comunidad desde 1986 y en Lake County toda mi vida, conozco el área muy bien. Conozco las mejores áreas para reclutar nuevas familias anfitrionas muy buenas. Cuando una familia entra al programa de au pair, yo sé exactamente donde viven, el colegio al que van sus hijos, la iglesia a la que la familia asiste y donde trabajan los papás. Puedo relacionarme fácilmente con su vida en Lake County; esto y mi experiencia como LCC me ayudan a enseñarle a una nueva familia prospecto las ventajas del programa de au pair y a determinar si serían buenos como familia anfitriona.

Mis reuniones mensuales de au pairs son organizadas con tiempo de anticipación, y animo a otras LCCs del área a participar en mis reuniones. Las reuniones son divertidas, interesantes y también incluyen temas importantes sobre seguridad. Vamos al boliche, participamos en eventos de caridad, visitamos la estación de bomberos y el departamento de policías para presentaciones de seguridad, organizamos un evento de lavado de autos para beneficio de Kids First, participamos en festivales locales, en clases de defensa personal, vamos a partidos de baseball - basketball o juegos de hockey, nos disfrazamos para fiestas de Halloween, aprendemos RCP, vemos cómo prenden las luces del árbol de navidad en la plaza de la ciudad, y algunas veces vamos por café o pizza. Las au pairs pueden estar seguras de que disfrutarán mis reuniones mensuales y de que harán nuevos amigos.

He aprendido mucho sobre el mundo y diferentes culturas. También me encanta ver como las au pairs cambian durante su año en Estados Unidos, es muy interesante ver como maduran, se vuelven más independientes, se adaptan a una cultura diferente y disfrutan. Al final de su año muchas au pairs me comentan todo lo que han cambiado de una manera positiva y lo satisfechas que están con haber tomado la decisión de ser au pair y lo que la experiencia ha significado para ellas.

Maria, LCC en Connecticut

María, una ex au pair, sigue en contacto con su familia anfitriona  ¡veinte años después! María trabaja para crear el mismo éxito para las au pairs en su grupo y comparte ejemplos de como cada una puede demostrar lo interesadas que están en el programa y en su familia anfitriona.

Después de haber trabajado como LCC en Cultural Care Au Pair por ocho años, he descubierto que estoy tan apasionada por el programa de intercambio cultural como la primera vez que vine a los Estados Unidos como au pair en 1986. Como Coordinadora Local trabajo las experiencias para crear una exitosa integración de las au pairs a una familia americana, a la cultura americana y a la creación de amistades para toda la vida entre las au pairs de todo el mundo.

Mi trabajo como LCC lleva grandes responsabilidades pero mi favorita es ayudar a fortalecer la relación entre mis au pairs y sus familias anfitrionas. Para poder iniciar una fácil integración, pronto después de que la au pair llega a Estados Unidos organizo una reunión con ella y la familia anfitriona para asegurar que tengan un buen comienzo construyendo una fuerte relación. Me mantengo cerca de ambos para ofrecer un oído que los escuche y apoye durante todo su año juntos.

Es importante para mí que mis au pairs tengan amistades con otras au pairs en la región. Para poder crear esas amistades, nos reunimos en el Starbucks los martes y compartimos experiencias, para que así se conozcan mútuamente. Es muy importante que las au pairs tengan una red social y a las au pairs de mi grupo les encanta reunirse los martes en la tarde donde año con año soy testigo de la creación de amistades para toda la vida, sin importar fronteras. También me encanta organizar reuniones mensuales para mis au pairs y que tengan una experiencia más cultural, vamos a los partidos de football de Yale – Harvard, a la búsqueda del tesoro en NYC, a jugar Laser Tag, a remar en canoa, a los parques de diversión, a la estación de bomberos, al desfile de St. Patrick’s Day, y a mi siempre favorito, nuestra noche de Karaoke anual.

Es un placer ser una guía para nuestras au pairs durante lo que la mayoría de ellas se refiere como el mejor año de su vida, estar en contacto con ellas después de haber regresado a su país y escuchar como este año en el extranjero las ha enriquecido en maneras que no se imaginaban.

Katrina, LCC en Massachusetts

En sus palabras, cuando se trata de un año como au pair, mientras más preparada estés para dar, más vas a recibir. Katrina es madre y ha sido anfitriona de au pairs en su propia casa; por 16 años y contando, ella da un increíble apoyo a sus au pairs antes, durante y después de su año en el programa.

Soy una de las muchas mujeres y hombres por todo el país que te dará su apoyo. Trabajo cerca de ti y de tu familia anfitriona para ayudarlos a tener un año exitoso juntos y hacer de tu experiencia en Estados Unidos algo muy positivo. Es un gran salto de fe el que estás dando al venir a vivir con una familia a la que no has conocido antes, pero no estarás sola, vas a tener una coordinadora local como yo a la que recurrir si tienes alguna pregunta o problema y te estaremos presentando a otras au pairs en tu área para que tengas la oportunidad de hacer muchos amigos y salir y explorar.

Mi propósito es reclutar y entrevistar a las familias anfitrionas para asegurarme que son apropiadas para el programa y que conozcan bien las reglas, como hacer que te sientas bienvenida y enseñarte todo lo que tienes que saber sobre las expectativas de la familia. Yo las entrevisto en persona, checo sus referencias y muchas veces reviso aplicaciones de au pairs con ellos para que puedan elegir a alguien que sea perfecta para su familia.

 Antes de que llegues, yo puedo ayudarte vía email por cualquier preocupación o pregunta que tengas y una vez que llegues con la familia, estaré pendiente de ti para asegurarme que estés bien y contestarte todas tus preguntas. Nosotras también nos reunimos con la familia para una reunión de orientación en tus primeras dos semanas en Estados Unidos para revisar todos lineamientos del programa, explicarte sobre las oportunidades universitarias, tu seguro médico y asegurarnos que tú y tu familia anfitriona hablen sobre tus responsabilidades y alguna regla sobre la casa y del cuidado de los niños. Durante el año, puedes hablarme o mandarme un email o visitarme para preguntar cualquier duda, para ayudarte a buscar opciones de colegio y para discutir cualquier problema que estés teniendo.

Ser una au pair es mucho trabajo y no siempre es fácil, pero si tienes una actitud positiva, y trabajas duro poniendo a tus niños y familia anfitriona primero, vas a poder aprovechar muchas oportunidades de estudio, viaje y hacer amigos para toda la vida. Me encanta ver lo mucho que mejoran su inglés y lo maduras e independientes que se ven al final del año. El estar aquí para darte la bienvenida, apoyarte y animarte durante el año, me hace pensar que formo parte de la hermosa experiencia que puede ser para ti.

Inscríbete ahora Reuniones informativas